Menu Social Media

esenfr

portada 27n4 tmbEstimados socios:

Me permito agradecer a ustedes su apoyo y confianza para llegar a la Presidencia de la Asociación Mexicana de Endoscopia Gastrointestinal.

Así mismo, les externo que he iniciado la implantación de un modelo de gestión administrativa que nos permitirá planear, organizar y desarrollar las actividades académicas y científicas, sistematizando y optimizando los recursos enun marco de transparencia con evaluación y control de losprocesos para el fortalecimiento y crecimiento de nuestraquerida asociación.

María Guadalupe de Lourdes González Avalos, Benigno Linares Segovia, Éctor Jaime Ramírez Barba, José Perfecto Salcedo Gómez y Héctor Eduardo Flores Calleja

 La endoscopia gastrointestinal ha evolucionado el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades digestivas. El objetivo de este estudio fue revisar las indicaciones para la realización de esofagogastroduodenoscopia en un hospital del centro de México, evaluando el apego a las guías de la ASGE y su utilidad.

Hugo López Acevedo, José Armando Macario Valencia Romero, Carlos Javier Mata Quintero, Marisela Díaz Oyola, Federico Alberto Pérez González, Mircea González Villarello, María de los Ángeles Herrera Ramírez, Omar Jesús Pineda Oliva, Andrés Sosa López, Jorge Farell Rivas, Jorge Alberto Bello Guerrero, Gabriela Rodríguez Ruíz, Julio César Soto Pérez y Víctor José Cuevas Osorio

La obesidad es un problema de salud en México; la cirugía bariátrica es eficaz en el manejo de esta enfermedad; se requiere una endoscopia alta preoperatoria para detectar patología no diagnosticada; muchos obesos no presentan síntomas gastrointestinales y cuando los presentan suelen ser más intensos. Se ha evaluado poco la relación entre síntomas y hallazgos endoscópicos preoperatorios.

María Fernanda Torres-Ruiz, José Guillermo de la Mora-Levy, Juan Octavio Alonso-Larraga, Julio C. Sanchez-del Monte y Angélica I. Hernandez-Guerrero

El estándar de oro para el tratamiento de la ictericia obstructiva es el drenaje biliar por medio de la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE); sin embargo, en ocasiones no es exitosa. El drenaje percutáneo ha sido una opción para el tratamiento de estos pacientes, y actualmente los abordajes de la vía biliar guiados por ultrasonido endoscópico parecen ser una alternativa segura y eficaz en este grupo de pacientes.