Menu Social Media

esenfr

 C. D. Quiróz-Guadarrama, M. E. Rojano-Rodríguez, J. J. Herrera-Esquivel, O. A. Lárraga, L. S. Romero-Loera, E. Cárdenas-Lailson, R. Dionisioc, I. del Río-Suárez, J. M. Morales-Vargas y Mucio M.

 La obesidad es un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedad por reflujo gastroesofágico. El objetivo de este estudio fue comparar los hallazgos endoscópicos y manométricos entre pacientes con obesidad y sujetos no obesos asintomáticos. 

C. D. Quiróz-Guadarrama,a M. E. Rojano-Rodríguez,b J. J. Herrera-Esquivel,c O. A. Lárragac, L. S. Romero-Loera,d E. Cárdenas-Lailson,c R. Dionisioc, I. del Río-Suárez,c J. M. Morales-Vargasa y Mucio M.b

a Departamento de Endoscopia Gastrointestinal, Hospital General “Dr. Manuel Gea González”, México D.F., México
b Clínica de Obesidad, Hospital General “Dr. Manuel Gea González”, México D.F., México
c Motilidad Gastrointestinal, Hospital General “Dr. Manuel Gea González”, México D.F., México
d Cirugía Endoscópica, Hospital General “Dr. Manuel Gea González”, México D.F., México

Resumen

Introducción: La obesidad es un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedad por reflujo gastroesofágico. El objetivo de este estudio fue comparar los hallazgos endoscópicos y manométricos entre pacientes con obesidad y sujetos no obesos asintomáticos.
Material y métodos: Se realizó un estudio prospectivo, comparativo con 56 pacientes con obesidad, sin síntomas de reflujo, con índice de DeMeester < 14.7, los cuales fueron comparados con 30 sujetos voluntarios no obesos asintomáticos.
Resultados: La presencia de hernia hiatal y esofagitis fue más frecuente en el grupo de pacientes con obesidad (hernia hiatal GI 28%, GII 10%; p<0.05) (esofagitis GI 8.9%, GII 0%). La presión del esfínter esofágico inferior fue menor en los sujetos obesos (GI 7.18 ± 3.78, GII 12.84 ± 4.82; p<0.05). Se identificó una fuerte asociación entre la obesidad y la dismotilidad del cuerpo esofágico (RM=7; IC 95%=2.73-22.88). En conclusión, los pacientes con obesidad exhiben mayor frecuencia de hernia hiatal y esofagitis, así como disminución de la presión del esfínter esofágico inferior aún cuando son asintomáticos para reflujo. Existe una fuerte asociación entre la dismotilidad del cuerpo esofágico y la obesidad.

Palabras clave: Obesidad; Motilidad esofágica; Enfermedad por reflujo gastroesofágico; Hernia hiatal; Esfínter sofágico inferior; México.

Motor and endoscopic disorders in asymptomatic obese subjects

Abstract

Introduction: Obesity is associated with gastroesophageal reflux. The aim of this prospective study was to compare endoscopic and manometric findings in asymptomatic obese patients and compare it to non-obese individuals.
Material and methods: A prospective, comparative study was conducted with 56 obese patients without GERD symptoms and index DeMeester reflux < 14.7 were compared to 30 asymptomatic no-obese individuals.
Results: the presence of hiatal hernia and esophagitis was more frequent in the group of obese patients (hiatal hernia GI 28%, GI GII 10%; p<0.05) (esophagitis GI 8.9%, GII 0%). The lower esophageal sphincter pressure was lower in obese subjects (GI 7.18 ± 3.78, GII 12.84 ± 4.82; p<0.05). We identified a strong association between obesity and esophageal body dysmotility (OR=7; CI 95%=2.73-22.88). In conclusion, obese patients show increased frequency of hiatal hernia and esophagitis, as well as decreased lower esophageal sphincter pressure even when they are asymptomatic for reflux. There is a strong association between esophageal body dysmotility and obesity

Keywords: Obesity; Esophageal motility; Gastroesophageal reflux; Hiatal hernia; Lower esophageal sphincter; Mexico.

Revista Endoscopia, volumen 26, numero 1, enero-abril 2014
0188-9893 © 2014. Asociación Mexicana de Endoscopia Gastrointestinal. Publicado por Elsevier México. Todos los derechos reservados.