Menu Social Media

esenfr

endoscópico de las enfermedades gastrointestinales surgen nuevas necesidades: el entrenamiento, tanto de los endoscopistas más experimentados como de los residentes, en nuevas técnicas que permitan el tratamiento de enfermedad antes sólo candidatas a tratamiento quirúrgico o que el tratamiento endoscópico existente no proporcionaba las tasas de éxito esperadas, como es el caso de las estenosis pilóricas. Sirva pues este interesante trabajo para que surjan investigaciones nuevas al respecto y esperamos que los autores avancen en sus experimentos, y que en futuro nos presenten datos que proporcionen mayor solidez científica.

En este número de Endoscopia, el primero del 2014 presentamos trabajos muy interesantes. En el trabajo de Fuentes et al., podemos observar como con el crecimiento de las fronteras en el tratamiento endoscópico de las enfermedades gastrointestinales surgen nuevas necesidades: el entrenamiento, tanto de los endoscopistas más experimentados como de los residentes, en nuevas técnicas que permitan el tratamiento de enfermedad antes sólo candidatas a tratamiento quirúrgico o que el tratamiento endoscópico existente no proporcionaba las tasas de éxito esperadas, como es el caso de las estenosis pilóricas. Sirva pues este interesante trabajo para que surjan investigaciones nuevas al respecto y esperamos que los autores avancen en sus experimentos, y que en futuro nos presenten datos que proporcionen mayor solidez científica. En relación a los avances en la endoscopia, el grupo de trabajo del Dr. Hernández et al., nos dan un ejemplo de ello con su trabajo sobre 2 sistemas de cápsula endoscópica en el diagnóstico de enfermedades del intestino delgado. El estudio de cápsula endoscópica ha venido ganando terreno en el abordaje de la patología gastrointestinal en cierto grupo de pacientes, especialmente con sangrado digestivo no evidente o pacientes de muy alto riesgo anestésico para un estudio de enteroscopia. Ante su utilidad, aparecen más competidores en el mercado que ofrecen alternativas a las opciones existentes. Para los endoscopistas es necesario conocer si la variable “tipo de cápsula” pudiera tener algún impacto en los resultados. El trabajo del Dr. Hernández
nos auxilia en esta importante toma de decisiones. Por último, pero no menos importante, el trabajo del Dr. Quiroz nos habla de la patología endoscópica en un problema de salud actual en nuestro país: la obesidad. Sin duda cada vez con mayor frecuencia, el endoscopista se enfrenta a este grupo de pacientes. Un dato muy importante del trabajo del Dr. Quiroz es que muestra, que en pacientes con obesidad sin ningún síntoma la frecuencia de patología en el tubo digestivo superior es mayor que el grupo de pacientes con índice de masa corporal normal.

Esperamos que este número de Endoscopia sea trascendente para nuestros lectores.

Dr. F. I. Téllez-Ávila
Dr. Á. A. Reyes-Dorantes
Dr. T. Pérez-Corona
Editores de Endoscopia