Asociación Mexicana de Endoscopia Gastrointestinal

Pasadena No. 17, Colonia Del Valle, Delegación Benito Juárez, Ciudad de México, 03100
Teléfono: 5523 5204 / Fax: 5523 5218
Lada sin Costo: 01 800 713 4298

contacto@amegendoscopia.org.mx

Buscador

esenfr

José Ramírez Degollado
Servicio de Endoscopia, Hospital Infantil de México “Federico Gómez”, Dr. Márquez No. 162, Col. Doctores, México, D.F.
Revista Gastroenterol. Méx.
1990; 55, 3: 109-110

Quiero relatar en estas líneas, a partir de la fundación de la Asociación Mexicana de Endoscopia Gastrointestinal, las metas que se establecieron y logros obtenidos en sus primeros veinte años de vida.
Los iniciadores de la práctica de la endoscopia en diversos hospitales de la Ciudad de México fueron: Dr. Abraham Ayala González y Dr. Ricardo Tapia en el Hospital General de México; Dr. Enrique Santoyo Rodriguez en el Hospital de La Raza y el Dr. Eduardo Echeverría Álvarez en cl Hospital Infantil de México. Como no se contaba con el equipo endoscópico adecuado ni con el apoyo para la enseñanza, investigación y difusión, sus esfuerzos para popularizar la endoscopia no tuvieron éxito. Fue hasta 1954 cuando el Dr. Gustavo Serrano Rebeill, organizó el Servicio de Endoscopia en el Hospital de Enfermedades de la Nutrición, en donde se inició un programa de enseñanza en el que algunos residentes de Gastroenterología recibieron entrenamiento durante dos o tres meses, cuando hacían rotación por dicho servicio; no se contaba con un programa docente bien planeado y mucho menos se pensaba en un reconocimiento universitario.

En 1960 obtuve una beca para ir a los Estados Unidos, al Servicio de Gastroenterología y Endoscopia de la Universidad de Yale, con el Dr. Spiro; un año más tarde llegue a Florida, al Hospital de Veteranos con el Dr. Palmer. La endoscopia que se practicaba en esos hospitales era diferente a la actual en indicaciones, instrumentos y técnicas. A esos hospitales asistían médicos japoneses traídos ex-profeso para la enseñanza; después asistí a la Universidad de Juntendo en Japón, con los Dres. Kidokoro, Sama y Fujita. En 1963 ingrese al Hospital General del Centro Médico Nacional del Instituto Mexicano del Seguro Social, con el objeto de organizar el Servicio de Endoscopia, ahí recibimos y utilizamos los primeros fibroscopios adquiridos institucionalmente en México.

Para 1969 habían regresado a México, después de recibir entrenamiento en los Estados Unidos, un grupo de médicos muy destacados y que en esa época ocupaban la jefatura de los servicios de endoscopia: Rubén Lopez Reyes en el Hospital Central Militar; Rafael Tinajero Ayala en el Hospital General de México y Javier Elizondo Rivera en el Hospital de Enfermedades de la Nutrición. A todos ellos los invite para formar una Asociación de Endoscopia y así mantenernos unidos, por la amistad y en el orden científico, los pocos que la practicábamos en aquel entonces.

Hace apenas veinte años, en marzo de 1970, con la idea de enseñar y difundir los procedimientos endoscópicos en México, que va se consideraban como uno de los avances más importantes en la medicina, iniciamos las reuniones para formar la Asociación. Nuestra principal preocupación era la enseñanza, que continuaba con muchas deficiencias, solo se reducía a cursos de tres días o de una semana, entrenamientos en servicio durante tres meses y en ocasiones el alumno permanecía un año con una enseñanza muy deficiente que se limitaba a esofagoscopia, gastroscopia, rectosigmoidoscopia y dilataciones del esófago; por tal motivo salir al extranjero era una necesidad.

Esas fueron las épocas difíciles de la endoscopia, cuando sin tener nada se quiere organizar algo, planear la enseñanza, la investigación y su difusión, esos eran los objetos naturales, formar un especialista con bases sólidas no solo en cuanto al aprendizaje de la endoscopia, sino también, buen clínico, con disciplina científica y hombre culto.
Después de cuatro meses de reuniones, de salvar innumerables obstáculos y resolver problemas que nunca habían pasado por nuestra mente, acordamos formar la Asociación y llamarle: Asociación Mexicana de Endoscopia Gastrointestinal, los estatutos quedaron terminados y firmados por los socios fundadores, el 28 de agosto de 1970. Quedo formalmente establecida ante el Notario Público No. 26, con la escritura No. 42,291 el 29 de junio de 1971.
De acuerdo con las normas estatutarias se eligió la primera Mesa Directiva 1971-1972 y quedo integrada de la siguiente forma: Presidente Dr. Jose Ramírez Degollado, Secretario Dr. Vicente Cerecedo Cortina, Tesorero Dr. Rafael Tinajero Ayala, Comité de Admisión Dr. Rubén Lopez Reyes y Dr. Fernando Torres Valadez, Comité Editorial Dr. Javier Elizondo Rivera y Dr. Alberto Ragazol.

Fomentar la enseñanza fue uno de los principales objetivos; participar en cursos, conferencias, symposia, congresos, coordinarse con otras sociedades, boletines, revistas, televisión y publicaciones, siguiendo la metodología de la educación médica continua, seleccionando los temas y enseñando lo fundamental.

La primera Reunión Nacional de Endoscopia se llevó a cabo en el Hospital General de la Ciudad de México, en diciembre de 1971 en el Pabellón de Gastroenterología, la inauguración del acto estuvo a cargo del maestro. Dr. Bernardo Sepúlveda, participamos los entonces quince miembros de la Asociación, la Dra. Maria Elena Anzures. Dr. Charvel y el Dr. Eduardo Echeverría.

Desde entonces, año tras año, la Asociación trabaja con sesiones mensuales o bimestrales, una reunión nacional y un curso de actualización en donde participan profesores nacionales y extranjeros, los cursos son de buena calidad y las sesiones originalmente de veinte miembros, se han convertido en reuniones en las que participan más de doscientos médicos endoscopistas, que tienen como lema: servir, ayudar y enseñar. Las nuevas generaciones de médicos tienen especial interés por la endoscopia y esto se ha fomentado a través de nuestra Asociación, de sus cursos, de nuestro compañerismo y por qué no decirlo, también de nuestras discrepancias. Esto es lo que nosotros hemos hecho por nuestros alumnos, enseñarlos, guiarlos, orientarlos y cuando esto se alcanza se tiene parte del camino andado.

Todos los presidentes de la Asociación la hemos conformado cada vez mejor y hemos imprimido nuestra personalidad Jose Ramírez Degollado, Rafael Tinajero Ayala, Jesús Noyola Bernal, Javier Elizondo Rivera, Armando Montano Álvarez, Antonio de la Torre Bravo, Arnoldo Barrera Maldonado, Santiago Gallo Reynoso. Humberto Mena Beltrán. Fernando Bernal Sahagún, Fernando Peña Ancira, Juan Cañedo Acosta, Jesús Pangtay Tea y Ricardo Barinagarrementeria Aldatz, todos y cada uno de nosotros nos hemos esforzado por engrandecerla y cumplir sus objetivos.

El éxito no es de uno solo, es de todos, es fruto de un esfuerzo común, hemos crecido y cumplido con las nobles funciones de enseñar y difundir la endoscopia, incorporando los nuevos avances a la medicina mexicana.
Las reuniones nacionales de la Asociación se han efectuado en la Ciudad de México, Guadalajara, Guanajuato, San Luis Potosí, Monterrey, Puebla, Ciudad Juárez, Chihuahua, Culiacán y Tampico, así ha demostrado su vitalidad, creciente y productiva, un desarrollo así requiere de cimientos muy hondos y firmes y esos cimientos somos nosotros. Nuestra Asociación debe evaluarse por su aceptación en las sociedades que existen en el ambiente nacional e internacional y la hemos tenido. Nuestros socios son invitados con frecuencia a participar en cursos y congresos, nuestra contribución a la medicina mexicana ha sido importante y la Escuela Mexicana de Endoscopia tiene reconocimiento a nivel mundial. Desde hace diez años tiene instituido el Premio Nacional para el mejor trabajo de endoscopia que se presenta en la Reunión Nacional.

También hemos participado en las Organizaciones Internacionales de Endoscopia, durante el periodo 1980-1981 ocupe la presidencia de la Asociación Interamericana de Endoscopia Digestiva, el Vicepresidente fue Javier Elizondo Rivera, Secretario Armando Montano Álvarez y Tesorero Rafael Tinajero Ayala. En nuestra gestión se conformaron las “Normas para la Enseñanza de la Endoscopia Digestiva”, se hizo una edición de 1,000 ejemplares en tres idiomas: español, inglés y portugués; normas vigentes en la actualidad. Algunos de los miembros hemos ocupado puestos directos en la Organización Mundial de Endoscopia.

Pero: ¿qué ha pasado con la enseñanza de la endoscopia? En México la enseñanza de la endoscopia ha tenido una evolución extraordinaria, va no es necesario salir al extranjero para tener un entrenamiento adecuado. En la mayoría de los hospitales se cuenta con un servicio de endoscopia bien organizado, con equipos modernos que incluyen videoendoscopia, ahí acuden médicos del país y extranjeros, sin embargo, en algunos de ellos, los cursos todavía son deficientes e incompletos, no se ensenan todos los procedimientos endoscópicos y la duración del curso es breve. Desde 1989 en la Escuela Mexicana de Medicina, de la Universidad “La Salle”, se lleva a cabo el curso “Curso de Endoscopia del Aparato Digestivo”, tiene reconocimiento Universitario y un año de duración, los alumnos hacen rotaciones por cinco de los mejores hospitales. Por otra parte los jefes de los servicios de endoscopia organizan cursos internacionales a los que invitan profesores extranjeros, como en el Hospital General de México, en el Instituto Nacional de la Nutrición “Salvador Zubiran”, en el Hospital General “Manuel Gea González” y en el Hospital de Petróleos Mexicanos de Azcapotzalco. A sus veinte años la Asociación cuenta con 240 miembros distribuidos en toda la República, algunos de ellos con cursos de posgrado en Estados Unidos y Japón. No puedo ocultar el orgullo que siento al ver a nuestros socios ocupar puestos importantes en los hospitales, como maestros en las escuelas de medicina y participando en sociedades médicas afines. Desde 1989, a instancias del Dr. Manuel Marañón S. y del Dr. Antonio de la Torre Bravo, se ha iniciado la publicación de la Revista oficial de nuestra Asociación, que lleva el nombre de “Endoscopia”, será su órgano de difusión y nexo de unión entre todos los asociados.

Yo como el decano de nuestra Asociación debo decirles que el éxito logrado no hubiera podido realizarse sin el trabajo tenaz y desinteresado de todos los que la formamos, nuestra Asociación es muy joven, todavía hay mucho que hacer, ustedes son el relevo y tienen el derecho y la obligación de continuar. El especialista en endoscopia debe tener los conocimientos bien cimentados para resolver los problemas diagnósticos en los pacientes; debe practicar y desarrollar todos los procedimientos endoscópicos y debe conservar la estructura moral común a todo profesional de la medicina: el espíritu de servicio al ser humano enfermo y la actitud científica de acrecentar sus conocimientos para beneficio de la sociedad, fundamentado en la ética y la nobleza.

Este, es un rápido bosquejo de la formación de la Asociación Mexicana de Endoscopia Gastrointestinal; nada de esto hubiera sido posible sin el apasionado y vigoroso trabajo para formarla y preservarla. Nuestra asociación es estímulo para las nuevas generaciones; debemos enaltecerla y promover sus ideas, porque es una obra limpia, fecunda y noble.

takeda Olympus

Pasadena No. 17, Colonia Del Valle, Delegación Benito Juárez, Ciudad de México, 03100
Teléfono: 5523 5204 / Fax: 5523 5218 / Lada sin Costo: 01 800 713 4298
contacto@amegendoscopia.org.mx